Mi?rcoles, 07 de diciembre de 2011

España crea su primera AMP, pero se encuentra lejos de su compromiso para que un 10% de su costa lo sea antes de 2012

La montaña submarina de El Cachucho y su entorno, frente a la costa asturiana, es la primera Área Marina Protegida (AMP) de España. Un reciente Real Decreto obligará a las instituciones a cuidar esta especie de Parque Nacional del medio marino y su gran biodiversidad. A pesar de la buena noticia, diversas organizaciones ecologistas recuerdan que España y el resto de países del mundo están lejos de cumplir sus compromisos de protección marina: solo el 0,6% de los océanos mundiales son AMP.

El Cachucho es una gran montaña submarina de unos 4.500 metros de altura bajo las aguas del mar Cantábrico. Ubicada a unos 65 kilómetros de distancia de Ribadesella (Asturias), destaca por una gran diversidad de especies, algunas de ellas endémicas, únicas del lugar, gracias a la combinación del hábitat propio de los fondos abisales con el de la plataforma continental. Allí se pueden encontrar varios tipos de corales, peces, crustáceos y hasta calamares gigantes.

Los pescadores la conocen muy bien por la cantidad de recursos de especies comerciales. Su nombre le viene de la forma en que los asturianos llaman a un pez muy común de la zona, la palometa roja. En realidad, la montaña submarina se denomina "Banco Le Danois", en honor a Edouard Le Danois, el científico francés que la dio a conocer en la década de los años treinta del siglo XX.

El Cachucho es además Lugar de Importancia Comunitaria (LIC) y Zona de Especial Conservación (ZEC) de la Red Natura 2000Óscar Esparza, técnico de AMP de la organización conservacionista WWF, explica que con la aprobación de esta AMP, mediante Real Decreto, las instituciones deberán garantizar su conservación, mantenimiento y restauración, en caso necesario, de los ecosistemas, hábitats, especies y procesos ecológicos de la zona, por encima de la gestión de sus recursos marinos.

A pesar de ello, la AMP no debe considerarse un espacio intocable, sino una zona para la gestión sostenible del mar, según Pilar Marcos, Coordinadora de Áreas Marinas Protegidas de WWF. En este sentido, los pescadores no deben ver la nueva AMP de El Cachucho como una reducción de sus posibilidades de faenar, sino como un apoyo para conservar su trabajo a largo plazo.

Marcos explica que al proteger los ecosistemas más sensibles y sus especies amenazadas, se contribuye al aumento de la productividad de los caladeros, a la regulación sostenible de los diferentes usos del mar y a la creación de nuevas formas de empleo. Las actividades turísticas y de observación de especies silvestres también se podrán mantener, siempre que el estado de conservación sea favorable.

Asturias vuelve a ser pionera en la conservación de los espacios naturales. Si en 1918 fue la primera comunidad autónoma en contar con un Parque Nacional en España (Picos de Europa), en 2011 se convierte en la primera en tener una AMP.

El Cachucho es la primera AMP española, pero no debería ser la última. El Convenio de Naciones Unidas sobre Diversidad Biológica compromete a los países firmantes, entre ellos España, a ampliar en un 10% las AMP de sus costas antes de 2012.

A un año vista, parece muy lejano que España pueda cumplir este Convenio. Sin embargo, no sería el único país en faltar a su compromiso. Según datos de WWF, solo el 0,6% de los océanos mundiales han sido designados AMP y la mayoría no tienen gestión alguna: menos del 10% alcanzan sus objetivos de conservación, carecen de regulación del turismo y el 90% están abiertas a la pesca. Marcos las denomina "parques de papel": están delimitadas en el mapa, pero cualquier actividad, legal o ilegal, es posible en sus aguas.

En 2008, más de cien expertos marinos internacionales dejaban en evidencia la necesidad de estas AMP para el Mediterráneo. La Declaración de Port-Cros recordaba el grado de deterioro del Mare Nostrum y acuciaba a las instituciones a crear redes de AMP para proteger y recuperar su biodiversidad.

La organización conservacionista Oceana ha señalado cuál debería ser la próxima AMP en España: El Hierro. Según sus responsables, se deberían cubrir al menos 1.650 m2 alrededor de esta isla canaria para proteger su gran biodiversidad y recuperarla con rapidez de catástrofes como las recientes erupciones volcánicas submarinas.

WWF ha realizado una propuesta de AMP en España con 76 áreas representativas para su conservación, merecedoras de este estatus. Este estudio, elaborado por casi 40 expertos en geología, oceanografía y biología marina, prioriza 20 "paraísos marinos actualmente amenazados, de altísimo valor e importancia ecológica".


Publicado por ECOVOZ @ 20:05
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios